capilarbloggrazas

Cómo cuidar el cabello después del verano

Tras los meses de verano nuestro cabello queda dañado. Se reseca, se abren las puntas, cambia de color, se produce una caída importante… Debido a factores como el sol, el cloro del agua de piscina y la sal del agua de mar.

Lo ideal es usar protectores del cabello, durante el verano, para evitar que el cabello acabe volvíendose seco, áspero y frágil. Pero sino los usamos, hay modos de recuperar nuestro cabello.

Necesitamos nutrirlo, reparar las puntas y recuperar el brillo. ¿Cómo? Pues siguiendo estos pasos:

1) Deberemos utilizar un champú reestructurante. Nos aportará nutrición, brillo y volumen. Muchos de estos champús contienen ceramidas, dejando el cabello hidratado y suave.

2) Utilizar un acondicionador después del lavado con el champú. Conseguiremos reforzar el efecto del champú y nos será más fácil el desenredado y peinado del cabello. Existen para distinto tipo de cabellos. En la farmacia, podemos aconsejarte el más indicado para ti.

3) El uso de mascarillas. Mientras que los champús y acondicionadores son de uso diario o frecuente, las mascarillas deberemos aplicarlas 1 ó 2 veces a la semana, tras el lavado con champú, como tratamiento intensivo. Éstas nos sirven para hidratar y reparar el cabello. Existen para distinto tipo de cabello.

4) Importante el no usar secadores o planchas, ya que resecaran mas el cabello. Y en caso de utilizarse, siempre sería recomendable usar un protector del cabello para altas temperaturas.

5) No teñir. Si tras el verano, no hemos usado protectores del cabello, el tinte puede resecarlo más. Es recomendable, hidratarlo y suavizarlo antes. Para que el cabello esté lo más fuerte y resistente antes de aplicar de nuevo el tinte.

Si tu cabello además se cae con facilidad, también hay solución para ello.
El cabello tras las agresiones del verano, tiende a regenerarse. Con lo cual es normal, apreciar una cierta caída. Pero podemos acelerar este proceso de regeneración y acortar el periodo de caída.

Para ello, contamos en la farmacia con distintos productos:

Champú anticaída o fortificante. Nos aportan fortaleza y vigor al cabello. Estos champús pueden alternarse con champús suaves, si nos lavamos el cabello con frecuencia.

Ampollas o sprays anticaída. Resultan ser tratamientos muy efectivos. Consiguen frenar la caída y también favorecen el crecimiento del cabello. Permitiendo que el cabello crezca fuerte y recupere densidad. Aportan nutrientes al bulbo piloso.

Complementos anticaída. Estos complementos contienen aminoácidos como Metionina y L-Cistina, además de vitaminas (biotina, entre ellas) y minerales (zinc, hierro,…). Favoreciendo la formación de queratina, la proteína del pelo y las uñas.
Estos nutrientes también los obtenemos de la dieta. Pero cuando existe una carencia de ellos, se produce debilidad y caída del cabello.

Si utilizamos estos productos, obtendremos resultados a partir de 1 o 2 meses. Pero debemos tener en cuenta, que la caída del cabello puede deberse a otros factores como: el estrés, alteraciones hormonales,anemia…
Si la caída del cabello no frena y es abundante, desde la farmacia te aconsejamos la consulta al dermatólogo para que lo valore.
Con estos consejos obtendremos unos buenos resultados y un cabello sano. A parte de bonito.
Porque nuestro cabello también necesita salud.

Deja un comentario